Elisa Larrain Real Estate

Un “granero” con vistas

Share on facebook
Share on linkedin

El proyecto “Conversión de granero” logra incluir las hermosas vistas de las montañas suizas como parte de esta vivienda.

La firma suiza Savioz Fabrizzi Arquitectos, realizó el proyecto “Conversión de granero”, el cual consistió en, transformar un antiguo establo en una vivienda unifamiliar. Este bucólico lugar está ubicado en la región de Valais, al sur del país.

El equipo de arquitectos, buscaba responder en las mejores condiciones a las necesidades de sus clientes, para ello se enfocaron en el análisis específico del lugar, a fin de identificar los elementos esenciales que podrían mejorar, preservar o calificar el sitio. 

Fue así como después del respectivo estudio, el proyecto se enfocó en respetar la sencillez y simetría de líneas horizontales de la estructura original, así como su ubicación, asentada en la pendiente. Este edificio que consta de tres plantas, tiene en su parte inferior una base de mampostería que se extiende hasta una parte de la plata alta, fungiendo a la vez de cimiento para toda la estructura, cuyas plata media y alta, están construidas en madera. 

La característica más interesante de esta, ahora casa, es el espacio abierto en el centro, el cual ofrece amplitud, dividiendo el área de mampostería y la parte de madera. La firma de profesionales, escogió el vacío para reforzar el efecto transversal a través del edificio existente y reducir el número de aberturas a realizar en los muros externos. 

Con la doble altura que se logró en el nuevo espacio, querían conectar con la entreplanta, al tiempo que lograr una fuerte relación con el exterior. Este efecto se ve reforzado con unas puertas de vidrio que van desde el suelo hasta el techo, y que pueden abrirse en su totalidad, ampliando aún más el espacio y logrando que el exterior forme parte del la vivienda. 

La madera ofrece una sensación de confort y hogar, que es reforzada por las aberturas horizontales, por las cuales se ofrece paso a la luz y se regala al interior las impresionantes vistas del paisaje suizo. En el frente, divido entre la madera y la mampostería, se pueden visitar tres plantas, la habitación y el baño en los bajos, el salón que está frente al comedor que es donde se encuentra la gran área descubierta al exterior y en la plata alta se dispone un dormitorio.

Con este proyecto la firma logró potenciar las bondades internas y externas de la estructura, pues con su trabajo buscan resaltar el papel cultural de la arquitectura a partir del análisis de una función, respectivamente un programa, su lugar en la historia y la cultura de una región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes disfrutar