Elisa Larrain Real Estate

Más que una joya del barroco Churrigueresco

Museo de historia de Madrid

Imagen cortesía de Elisa Larrain.

En otra de las visitas con @laclasedearte, tuve la oportunidad de conocer el Museo de Historia de Madrid, toda una experiencia, que comienza desde que percibes la fachada de estilo barroco del museo, donde sabes que estás a punto de entrar en un área de gran riqueza artística. 

Asentado en lo que fue el Real Hospicio del Ave María y San Fernando entre el 1722-1729, el ahora Museo, reúne en sus obras lo que ha sido la creación de la cosmopolita capital española.

Ubicado estratégicamente en la concurrida calle de Fuencarral, el edificio que alberga al museo, es una auténtica joya barroca churrigueresca, un estilo arquitectónico madrileño nacido en el siglo XVIII. 

Churrigueresco, un nombre muy original para un movimiento artístico.  

Alberto, Joaquín y José Benito de Churriguera, fueron una familia de arquitectos madrileños de origen catalán, que subieron un nivel en la escala de la ornamentación barroca, con lo cual recargaron, aún más, sus ya decoradas obras, creando un nuevo estilo dentro del barroco español: el churrigueresco, nombre que hoy en día se utiliza para denominar el primer tercio del siglo XVIII español.

El churrigueresco no solo es un estilo arquitectónico, sino que engloba toda una etapa artística de tal riqueza, que llegó hasta el nuevo mundo, y que hoy en día podemos ver representado en grandes obras de lo que fueron los virreinatos de Perú y de la Nueva España (territorios del norte de América), en donde es conocido como barroco anticlásico. 

De los tres hermanos Churriguera, José Benito fue el que más se destacó en la abundancia de ornamentos en sus obras. Retablista barroco, fue profesor del arquitecto municipal Pedro de Ribera, maestro y constructor de la abigarrada fachada del edificio que hoy alberga al Museo de Historia de Madrid y que es considerada una joya barroca churrigueresca y la obra cumbre de de Ribera.

Dentro del Museo

Pasando por debajo del retablo de la fachada, con la imagen de San Fernando recibiendo las llaves de Sevilla, como un homenaje al rey Fernando VI, te encuentras con la exposición del museo en sí.  

El edificio comenzó a utilizarse como lugar de exposiciones en los pininos del siglo pasado, hasta que en 1929 se le denominó museo municipal, nombre que ostentó hasta el año 2007 cuando se le rebautizó con su nombre actual.  El Museo de Historia de Madrid, sufrió una profunda remodelación a partir del año catorce del actual siglo, reabriendo sus puertas con una puesta en escena más moderna y al día, de todas sus exposiciones. 

Entre sus paredes y a través de sus distintas colecciones, se exhiben más de 60 mil piezas, de muy diverso origen, pero todas relacionadas con Madrid. Mapas, fotografías, pinturas, maquetas, dibujos, postales, esculturas, piezas de orfebrería, porcelanas, muebles, armas, monedas, medallas, en fin, una serie increíble de objetos que narran en conjunto los hechos que han creado la vida de la capital española, desde que Felipe II decidió trasladar las cortes de forma definitiva a Madrid en 1561, hasta la época de la Restauración a principio del siglo XX.

Sus exposiciones están reagrupadas en tres grandes periodos y temas:

  • Madrid, Villa, Corte y capital de dos mundos. 
    • Del siglo XV con el establecimiento de las cortes, hasta el siglo XVII con la caída de los Austrias.
  • Madrid, Centro ilustrado del poder. 
    • Siglo XVIII hasta la Guerra de Independencia. 
      • Los Borbones trasforman la ciudad en un centro de aprendizaje con grandes operaciones urbanísticas.
  • Madrid, El sueño de una ciudad nueva. 
    • Siglo XIX hasta la primera Guerra Mundial. 
      • Consecuencias en la ciudad de la Revolución Industrial, transformando a Madrid en una capital europea

Para no dejar de ver entre sus piezas se destaca la Alegoría de la Villa de Madrid, de Francisco de Goya, o la Maqueta de Madrid, de León Gil de Palacio, que plasma la ciudad de hace casi 200 años. La colección de Porcelana del Buen Retiro, o las colecciones históricas de cartografía y fotografía.

En su interior, tan espectacular como su fachada, se encuentra La Capilla del Museo de Historia, que siempre alberga una muy variada e interesante programación musical y de conferencias. 

FUENTES: https://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Cultura-ocio-y-deporte/Cultura-y-ocio/Museo-de-Historia-de-Madrid

Si te gustó compártelo es tus redes sociales

Con más de dos décadas en el mundo inmobiliario, soy una apasionada de las innovaciones en arquitectura que aportan sostenibilidad. Quiero contribuir a crear una nueva forma de pensamiento, que aumente la empatía por proyectos inmobiliarios, que sean más amables con el medio ambiente, y tengan por objetivo la mejoría de la calidad de vida de sus futuros habitantes. 

Elisa

También puedes disfrutar