Elisa Larrain Real Estate

District Hive El eco-hotel 100% autosuficiente, aterriza en Granada

El eco-hotel 100% autosuficiente, aterriza en Granada

La prueba piloto de este vanguardista concepto hotelero, está disponible para disfrutar de una experiencia inmersiva del desierto de Gorafe.

Inspirados en “La casa de fin de semana BLPS” del francés Jean Prouvé (ver artículo sobre Jean Prouvé), que puede ser transportada fácilmente al lugar de vacaciones elegido, llega al mercado un nuevo concepto eco-hotelero: District Hive, una cápsula 100% autosuficiente que está actualmente instalada en el desierto de Granada.

El District Hive tiene una superficie de 35 m², en donde se puede encontrar todo lo necesario para disfrutar de una experiencia desconectada con todas las comodidades. Con un cuarto de baño, una cocina-estar-comedor, un dormitorio con una cama doble, más otras dos individuales ocultas, armarios modulares multifuncionales, todo con un exquisito diseño  minimalista que no deja de lado ni el lujo, ni el confort. Para ampliar aún más la oferta de integración y apertura del módulo hacia el espacio circundante, ​​la unidad posee una terraza abierta. 

La inteligencia artificial “Hivemind” es la que se encarga de todo el mantenimiento y buen desempeño de este eco-hotel. En el módulo una App controla los procesos complicados como la regulación de los niveles de energía, la producción solar, la temperatura, la calidad del agua, así como lo más mundano, la apertura de puertas, el olor interior, la iluminación, el sonido, la TV, o solicitar algo para cenar desde la terraza. 

Detrás del diseño de District Hive, está el estudio español MOHO Arquitectos. Este ambicioso concepto busca permitir que los turistas puedan disfrutar en toda comodidad de los más hermosos y recónditos lugares del planeta, pero sin dejar ningún rastro de su paso, pues es el primer hotel cápsula 100% autosuficiente del mundo. Más que un proyecto creativo, la premisa es, ofrecer una solución vanguardista para el turista que quiere disfrutar de maravillosos parajes naturales, de una manera sostenible, ecológica y responsable. El estudio MOHO ha resuelto el dilema, con este módulo cuya fachada de vidrio permite disfrutar del paisaje, desde la mayor comodidad, sabiendo que no se consume ningún recurso del lugar visitado, ni antes de instalarlo, ni durante la visita, ni después de retirarlo.

La cápsula procura el autoconsumo de agua, obteniéndola a partir del aire. La electricidad proviene de la energía solar, y cuenta con una autonomía de cuatro días, con una utilización promedio de cuatro personas. De igual forma, gestiona sus aguas negras, transformándolas en cenizas, mientras que las aguas grises son filtradas para que puedan servir como agua de riego. Por todo lo anterior, los módulos no necesitan ninguna infraestructura de saneamiento. Además, no requieren cimentación o cualquier tipo de estructura, pues el District Hive utiliza un sistema de apoyo compuesto de seis patas, al mejor estilo de una nave espacial, por lo que al ser retirado, no dejan ningún rastro de su paso.

La tendencia de experimentar una desconexión total, es la idea sobre la cual se cimentó el concepto del District Hive, para lo cual se requiere de una presencia mínima que no altere el entorno natural, a fin de experimentar una inmersión total en la verdadera esencia del paisaje. 

El primer prototipo está actualmente desplegado en el desierto de Gorafe, en Granada, una verdadera joya natural, casi desconocida, realizando una prueba piloto para verificar la viabilidad de los módulos, con el propósito de comenzar a replicar el concepto y llevar la idea a otros lugares al rededor del mundo. 

Si deseas disfrutar de una i nmersión total del desierto de Gorafe, sus atardeceres, cielos estrellados, o el silencio que lo envuelve, ya existe la posibilidad de alquilar la unidad a través de la web de la empresa, o a través de los portales Booking o Airbnb. 

Si te gustó compártelo es tus redes sociales

Con más de dos décadas en el mundo inmobiliario, soy una apasionada de las innovaciones en arquitectura que aportan sostenibilidad. Quiero contribuir a crear una nueva forma de pensamiento, que aumente la empatía por proyectos inmobiliarios, que sean más amables con el medio ambiente, y tengan por objetivo la mejoría de la calidad de vida de sus futuros habitantes. 

Elisa

También puedes disfrutar